Asociación de Policías LGBTi+

                                                                     Associació de Policies LGBTi+                                                            Polizia lgbti+ elkartea

 

Ligando al aire libre con seguridad

 Aunque hayas estado muchas veces en estos espacios y pueda parecer que se domina la situación y el pensamiento de “a mi no me pasa”, no se puede bajar la guardia nunca. Cada día puede tener elementos de riesgo nuevos que puedes desconocer. Hay que pensar las cosas dos veces antes de hacerlas, después no hay marcha atrás.

  • Comenta las experiencias con otros amigos que también sean usuarios. Si es tu primera visita, ve acompañado de alguien de confianza que te pueda guiar.
  •  No te precipites. Haz una primera vuelta, detecta posibles peligros y busca un lugar seguro para mantener sexo con quién se pueda encontrar. El lugar que escojas ha de tener una salida rápida en caso de padecer un ataque o acto delictivo. Evita cuevas, barrancos, y espacios donde puede que no te oigan en caso de pedir ayuda. Si antes de estar en una zona de noche, ya la has conocido de día, te ayudará a hacerte una idea mejor y controlar mejor los espacios. 
  • Recuerda que los transportes públicos tienen horarios limitados, así que se debe tener cuidado con el horario en caso de ligar en zonas apartadas.
  • Si has bebido no vayas al lugar con coche. Si eres sorprendido, tu vehículo será inmovilizado, tendrás una denuncia y se te retirará el carnet de conducir un mínimo de 3 meses, a parte del descuento de puntos.
  • Habla con la gente usuaria. Si frecuentas estos sitios, te pueden servir de ayuda en caso de sufrir un problema.
  • Respeta las normas que tienen en tiendas o establecimientos comerciales y no te enfrentes con el personal de seguridad. Si te sientes maltratado en la actuación, puedes denunciarlo.
  • Siempre estar atento a las alertas que se hagan por parte de las autoridades, Asociación de Policías Gays u otras entidades del colectivo homosexual.
  • Si la zona que utilizas comienza a ser visitada por la prensa o es objeto de polémica, evítala durante un tiempo.
  • Si estás bebido o has consumido drogas de cualquier tipo, eso te puede afectar en tus capacidades, limitarte la reacción en situación de peligro o sencillamente inhibirte en la protección necesaria y facilitar componentes sexuales de riesgo. Si no estás sereno, no vayas.
  • Recuerda que la Ley Orgánica 1/1992 de Seguridad Ciudadana faculta a los agentes de Policía la posibilidad de realizar “cacheos” preventivos. Es mejor ser educados con los agentes, de la misma forma que ellos deben serlo contigo. Tienes la obligación de ir documentado y facilitarla cuando se te pida. Si te encuentran sustancias estupefacientes, aunque sea para consumo propio, se levantará un acta con la descripción de la sustancia, peso y características. El acta supone un expediente sancionador administrativo, que cuando acabe supondrá una multa superior a 500 euros.
  • No llames la atención de forma innecesaria, evita enseñar y usar el móvil.
  • No hace falta llevar dinero para estar en la zona, como tampoco es necesario las tarjetas de crédito, ni relojes ostentosos, joyas, etc.
  • El teléfono, cartera y las llaves estarán mejor en un bolsillo interior de la chaqueta, y no en los pantalones.
  • Es recomendable no ir escuchando música con auriculares, ya que no te dejarían oír posibles peligros. Como también es un atractivo para los delincuentes.
  • Si tu instinto te dice que algo pasa, y no te sientes cómodo, márchate del lugar, los instintos en estos casos suelen ser ciertos.
  • Aunque te parezca que un lugar aislado pueda ser más seguro, evítalo. Estarás más seguro si hay más personas que estén ligando.

Delincuencia en las zonas de cruising

 Aunque no se puede considerar una tónica constante, en las zonas de libre intercambio sexual se producen un número significativo de hurtos, robos con intimidación, agresiones, y en algún caso excepcional, homicidios. Excepto el último caso, la mayoría de los otros no trascienden ya que no son denunciados para evitar manifestar a la Policía dónde ha pasado. Esto crea una sensación de impunidad a los delincuentes, y hacen más difícil la erradicación de estos comportamientos.

  • En algunas ocasiones, grupos de personas con especial odio a los gays y lesbianas han frecuentado estos lugares con la voluntad de intimidar y agredir a homosexuales. Si te encuentras con esto, llama inmediatamente al 112 y sal del lugar alertando a los que veas en peligro.
  • Si alguien te ataca, grita claramente “Policía, Policía”.
  • HACE FALTA DENUNCIAR LOS HECHOS QUE OCURRAN, SINO LOS ACTOS DELICTIVOS PERSISTIRAN DIA A DIA.
  • Si tienes cualquier duda, puedes contactar con la Asociación de Policías Gays: admin@gaylespol.es
  • Si eres testigo de un delito en el lugar, deberías comunicarlo a la comisaría más cercana.

 

Respeta a los demás ciudadanos

 El bosque, parque o espacio que uses para esta actividad es de todos. No hagas nada que pueda dar motivos al vecindario para quejarse. Es exigible discreción. Si persisten las quejas en una zona concreta por la falta de discreción será necesaria la intervención policial y esto hará que a la larga la zona no pueda usarse, perdiendo todos.

 El comportamiento indiscreto puede comportar indignación, lógicamente. Además puede agravar conflictos pre-existentes en relación a estas zonas.

 Antes de iniciar nada, y especialmente de día, asegúrate que no haya nadie a quién puedas molestar.

 Deja el lugar limpio. Muchas quejas se reciben por dejar pañuelos de papel y condones usados en el lugar.

13636